Este blog es un simple medio de expresión que compensa la lectura, la paciencia y el silencio con la escritura, la impaciencia y, en veces, las ganas de gritar en unos cuantos párrafos; aquí es posible que estos extremos sean llevaderos.

Si coincides conmigo, te invito a dialogar. Vamos a ver hasta dónde podremos discurrir.

Gracias por leer.

Miguel Ángel R.


Esto es algo de lo que he tratado de inquirir: